Contacto

En el caso de la Misión de Santa María de Cuevas, fundada por los padres misioneros de la Compañía de Jesús es un buen ejemplo de las más monumentales iglesias misionales que fueron construidas, alrededor del Siglo XVIII en la región conocida como la baja Tarahumara o Tepehuana. Situadas en los flancos de la Sierra Madre Occidental. Su característico estilo arquitectónico corresponde al llamado “estilo misional”.

La nave central del templo de Santa María de Cuevas mide (28 x 7,5 metros) tres-techados a un lado del ábside (7,5 x 5m), con un baptisterio pequeño sobre el muro norte (4,5 x 4,5 m), y una sacristía en el sur accediendo por el presbiterio (5,3 x 4,2 m).

Posee varias características arquitectónicas notables como una portada tallada en cantera, pinturas murales y un plafón (entablado) excepcional policromado. Al sur esta flanqueada por un patio de (24 x 17m), formando un recuadro por varios cuartos que formaban parte de la casa cural.

Santa María de Cuevas posiblemente sea la iglesia que cuenta con la pintura mural figurada más temprana de los templos coloniales de lo que fue la frontera norte de la Nueva España (hoy, el suroeste de los Estados Unidos y los estados del norte de México) así como es único en la región por su techo de madera elaboradamente pintado construido usando la técnica del lengüeta y ranura.

Es un ejemplo excesivamente importante de un tipo de arquitectura producido con la interacción de diversas tradiciones arquitectónicas, artísticas, y culturales representadas en este caso por los misionarios cosmopolitas del origen europeo, de un arquitecto y de la capital provincial de Durango. El pintor del entablado, un tal Domingo Guerra, pudo probablemente ser una “importación” proveniente del centro de México, aunque no sería extraña que gran parte de obra fuera realizada por artesanos locales.

Patrones arquitectónicos similares fueron utilizados en la construcción de otras misiones en el norte novohispano y las tradiciones y soluciones constructivas aplicadas influyeron en las construcciones civiles de las regiones donde estuvieron asentadas. La mayoría de los edificios producidos dentro de estas tradiciones ha desaparecido o se ha modificado perceptiblemente, pero el decrecimiento demográfico, así como el aislamiento geográfico de la comunidad de Santa María de Cuevas, sumados a la extrema situación económica de la región pudieron favorecer de que fueran mínimas las modificaciones realizadas a la estructura original, por lo que puede considerarse que el edificio está relativamente intacto.

Origen:
Jesuita
Obra:
Inmueble, Mueble,
Estatus:
Intervenido
Intervenido:
2021, 2023
Muros:
Adobe
Siglo:
XVII
Municipio:
Aldama
Localidad:
Dr. Belisario Domínguez
Planta:
Simple
Cubierta:
Plana

GALERÍA DE FOTOS