Reales de Minas

Históricamente la actividad minera ha sido pilar de la economía del estado. En 1546 se descubrió plata en Zacatecas, lo que desencadeno el poblamiento de la región norte del país, se encontraron algunas otras vetas de metales a lo largo de lo que hoy es el estado de Durango y hasta Santa Bárbara ya en el de Chihuahua, gracias a esto se creó la primera provincia norteña de la Nueva España: la Nueva Vizcaya.

Santa Bárbara fue el primer real de minas fundado por los españoles en territorio Chihuahuense, aproximadamente a finales de 1567, a partir de esto se continuo con las exploraciones en busca de metales preciosos y se siguieron creando poblaciones mineras, avanzado del sur al centro del estado durante el siglo XVII y los inicios del XVIII, entre las cuales podemos mencionar, San José del Parral, San Francisco del Oro, Santa Rosa de Lima de Cusihuiriachi, Santa Eulalia y la misma San Francisco de Cuellar, hoy Cd. Chihuahua, entre muchas otras, todas estas localidades llevaban antes de su nombre las palabras “Real de minas de”, indicando su origen minero.

Los Reales, se caracterizaron en su mayoría, por ser comunidades prósperas de rápido desarrollo, su arquitectura era reflejo de esto y se podían ver grandes casas y edificios, los templos no eran la excepción, solían ser de grandes dimensiones, muy bien construidos y ornamentados, además de estar repletos de obras de arte, un buen ejemplo es el de Santa Rosa de Lima en Cusihuiriachi, que hoy en día es el único testigo de la opulencia que existió en este lugar.

Fuentes: Peter Masten Dunne, S.J. Libro “Las Antiguas Misiones de la Tarahumara”,  Chantall Cramaussel Libro “La Provincia de Santa Bárbara 1563, 1631

Mostrando la única coindicencia

Filtros

Siglo -

Obra -

Municipio -

Localidad -

Estatus -

Intervenido -

Planta -

Muros -

Cubierta -